tipot@pa es un magazine cultural dedicado a imagen, letras y música. Entrevistas, críticas… También tienen cabida en sus páginas trabajos gráficos, hemerotecas diversas, talleres prácticos y muchas más cosas…

“Coco”

La última película de Pixar, empieza con la fanfarria del castillo de Disney a ritmo de mariachi, una declaración de principios.  “Coco” es la historia de una jornada especial para la cultura mexicana, el Día de Muertos, un día que empieza con los preparativos para la celebración, el lugar es Santa Cecília, una ciudad de México, los personajes, una familia de zapateras, que siguen la tradición familiar, que inició la madre de Coco, la tatarabuela Imelda, después de ser abandonada por su marido. Coco, viejita entrañable vive de sus vagos recuerdos y es la bisabuela de Miguel, un niño de 12 años que quiere ser cantante y emular a su ídolo Ernesto de la Cruz, famoso cantante muerto en la cúspide de su éxito… Miguel sufre la incomprensión y el rechazo de la familia, que odian todo lo relacionado con la música. Miguel huye de casa después de un enfrentamiento con su abuela, que le niega la posibilidad de participar en un concurso musical. Su obstinación y deseo de ser cantante le lleva al mausoleo de su ídolo, el robo de la guitarra de Ernesto de la Cruz y el realismo mágico le llevará a un viaje al mundo de los muertos…

Dirigida por Lee Unkrich (Toy Story 3) y Adrian Molina. Con un buen guión de Adrian Molina y Matthew Aldrich, que nos introduce en una historia que se desarrolla entre dos mundos, en un día, el Día de Muertos (fiesta tradicional mexicana donde los vivos recuerdan con sus ofrendas y altares, a los muertos). Miguel viaja como un Orfeo del mundo de los vivos al inframundo de los muertos. 24 horas para recuperar la memoria de sus ancestros. Realizando un viaje emocional entre ambos mundos para hacer valer sus deseos de ser músico y reconciliar a su familia de zapateras con su historia y sus antepasados.

El viaje al maravilloso inframundo de la tierra de los muertos es un mágico descubrimiento de luz y color, llena de detalles, quizás algunos nos pasarán desapercibidos, pero acompañados de Miguel y su torpe perro Dante, un perro de raza xoloitzcuintle, que según la mitología azteca guía las almas al mundo de los muertos. En ese periplo por el inframundo les acompañará Héctor, un pobre esqueleto olvidado en el mundo de los muertos, un personaje que se asemeja en algunos momentos al Dustin Hoffman de Cowboy de medianoche. El recorrido se hace muy estimulante, aunque el personaje Miguel es superado por el personaje “chorizo” de Héctor, lleno de vida, rodeado de esos esqueletos vivientes, mucho más amigables a los creados en sus películas por Tim Burton. Como todas las películas de Pixar, hay que visualizarla con calma, cuando se ponga a la venta en dvd, creo que encontraremos infinidad de detalles que en la película pasan desapercibidos. Pero hay muchos guiños a la cultura mexicana: las imágenes de la Catrina de Posadas, los ídolos populares de generaciones de mexicanos, como el luchador Santo, Frida Khalo y el pintor Rivera, Cantinflas, Jorge Negrete y otros, que si no se pertenece a la cultura mexicana no serán fáciles de descubrir.

La representación del día de muertos, se visualiza dentro de la historia con un planteamiento sutil en los detalles, y nos deja un mosaico de conocimientos sobre el tema mucho mejor que un documental.  Ese inicio de la película que nos recuerda el comienzo de “Up”, donde los papeles finamente recortados (papel picado) relata la historia de la familia Ramírez, una saga familiar de zapateras que se inicia con Imelda, la tatarabuela de Miguel. Los Alebrijes, seres fantásticos compuestos de diferentes partes de animales, que anuncian el día de muertos, muñecos realizados en cartón o madera, de colores brillantes, que hacen vibrar la pantalla en las diferentes escenas dentro del mundo de los muertos. Los pétalos de la flor cempasúchil, dorados y luminosos que configuran el camino de ida y vuelta al inframundo maravilloso de los muertos… Y ese animal fantástico, Pepita, el guía espiritual de Imelda, que se configura como un ángel de la guarda. Y mención aparte tienen los esqueletos, unos esqueletos con huesos llenos de vida, verdaderos protagonistas de la película, sus huesos, vestimentas y movimientos es otra de las excelencias de esta producción Pixar.

Destacar algunas escenas de “Coco”, como la del ensayo del espectáculo de Ernesto de la Cruz, con una escenografía onírica creada por el esqueleto de Frida Khalo, y otra sería la prueba de artistas diversos, en la plaza, con la actuación estelar de Miguel y Héctor, y ese exceso de estilo Bugsy Berkeley de las fiestas de Hollywood, localizada en el ático de Ernesto de la Cruz. A nivel técnico Pixar ha conseguido crear un mundo visual impresionante, ese mundo de muertos deslumbra por su grandiosidad, donde los elementos piramidales, con sus torres y miles de luces, nos hacen vislumbrar la historia de México, esa visión majestuosa del mundo de los muertos, contrasta con el pueblo anodino donde se desarrolla la historia de los vivos. El mundo de los muertos (igual que el mundo de los vivos) es un mundo con clases donde conviven las almas de los muy recordados, que viven en la opulencia por las ofrendas recibidas y contrasta con un submundo de parias que viven en la miseria y van desapareciendo poco a poco, porque nadie los recuerda.

“Coco” también tiene música, excelente música y canciones populares mexicanas, otras han sido creadas para la película, alguna canción pegadiza, aunque no creo que estén entre las mejores de Pixar, un ejemplo sería Recuerdame (Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez), un bello homenaje al deseo de ser recordado, a la necesidad y la importancia de mantener ese recuerdo de la gente que ya no está con nosotros.

Como ha dicho uno de los guionistas,…”Coco” es una carta de amor a México, aunque el mensaje (pueden haber más) de la película es un homenaje a la familia, a la tradición y a los seres queridos que ya no están con nosotros. “Coco” les hará remover los sentimientos. Disfruten

“Coco”. 2017
Dirigido por:  Lee Unkrich, Adrian Molina
Guión: Adrian Molina, Matthew Aldrich
Basado en una historia de: Lee Unkrich, Jason Katz, Matthew Aldrich, Adrian Molina
Música: Michael Giacchino y otros…

Estreno 1 de diciembre de 2017

Be the first to comment on "“Coco”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*